Internet en Cuba después de Fidel Castro: más fibra óptica y más censura

LA VANGUARDIA  30/11/2016 11:09 | Actualizado a 01/12/2016

El gobierno de la isla podría estar usando tecnología china para aumentar la vigilancia y censura de sitios web

El caribe es una de las zonas con mayor densidad de cables submarinos de fibra óptica. Desde la costa Este de Estados Unidos, especialmente Florida y New Jersey, salen una docena de cables destino a casi todos los países e islas bañados por el Mar homónimo. Todos menos uno: Cuba.

La situación de Internet en Cuba, sin grandes cables conectados con el Internet mundial es, como incluso el menos versado lector podría imaginar: paupérrima. Internet, como la distribución eléctrica, necesita de grandes acuerdos e interconexiones entre países vecinos para funcionar, y a Cuba solo le llega un cable, desde Venezuela, que tiene que compartir con Jamaica. Un país mucho más pequeño que tiene un total de cinco cables submarinos en sus costas.

El embargo estadounidense al comercio con Cuba ha retrasado, aminorado el desarrollo de Internet en la isla.

Cables submarinos a Cuba
Cables submarinos a Cuba (Submarinecablemap.com / Submarinecablemap.com)

Situación paupérrima

Internet es cosa de uno en Cuba: ETECSA. La compañía pública que opera como proveedor de conexión a Internet para residentes y turistas a través de puntos Wi-Fi públicos que funcionan con un sistema de tarjeta de prepago. Cuba contaba en abril de 2016 con 85 de estos puntos para satisfacer a una población de más de once millones de habitantes. ETECSA planea acabar el año con más de 120.

No es de extrañar pues que haya aglomeraciones tanto para comprar las tarjetas como para poder ir a una plaza o una esquina donde haya conexión. La mayoría de los cubanos optan pues por comprar las tarjetas a revendedores ambulantes que las ofrecen por unos 50 pesos.

En los hogares, se estima que menos del 5% de los hogares cubanos cuenten con una conexión de Internet fija. Una cifra muy baja a la que no ayuda los altos precios y unas condiciones muy complejas para poder instalarlo, incluso para los pocos que pueden permitírselo.

Varias personas se conectan a internet dos días después del fallecimiento del líder cubano Fidel Castro en La Habana (Cuba)
Varias personas se conectan a internet dos días después del fallecimiento del líder cubano Fidel Castro en La Habana (Cuba) (Rolando Pujol / EFE)

Sin Fidel, pero con más censura

La situación se complica aún más con la censura gubernamental. El gobierno opera con tecnología importada de China que permite a los nacionales navegar bajo vigilancia por un listado de sitios aprobados por el gobierno, incluyendo un servicio de email propio. Navegar por el Internet “real” está lleno de obstáculos, sitios web de medios de comunicación censurados con constantes caídas de conexión. Según Reporteros sin Fronteras, la situación de Internet en Cuba es “muy preocupante”, y obtuvo el décimo puesto como país “más censurado” del planeta según CPJ, una organización mundial encargada de velar por los derechos de periodistas y sobre libertad de expresión.

Cuba promete mejorar las conexiones nacionales, pero con aún más censura y vigilancia del tráfico

La expansión de Internet en Cuba, anunciada a principios de 2016 en términos vagos y sin un calendario, podría mejorar condiciones de la conexión y rebajar precios, pero seguramente no disminuya la censura. La Fundación de los Derechos Humanos en Cuba teme que Cuba acabe con una Gran Muralla digital similar a la China que afecte a las conexiones de la isla, y que vaya incluso más allá de la rudimentaria censura actual.

Jorge Luis Perdomo, viceministro del Ministerio de Comunicaciones, afirmó a mediados de noviembre durante una conferencia internacional sobre Internet, que la red era un “asunto fundamental para la seguridad internacional y de los estados”. Las declaraciones, recogidas por medios cubanos, continuaban con un tono aún más preocupante:

Las evidencias de la creciente militarización del ciberespacio y del empleo encubierto e ilegal de sistemas informáticos para agredir a otros estados así como la proliferación del ciberdelito y el ciberterrorismo, confirman la necesidad de adoptar medidas efectivas y urgentes en el marco de la cooperación internacional para contrarrestar dichas amenazas

Si para el gobierno cubano, Internet es algo meramente utilizado para la disidencia, el terrorismo y la delincuencia, poco va a hacer por abrir las puertas para que sus ciudadanos gocen de un acceso pleno a la red, y hará todo lo posible para mantenerlos bajo un estricto control y vigilancia.

LINK: Internet en Cuba después de Fidel Castro: más fibra óptica y más censura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s