Una agencia de publicidad “ilegal”

publicidad-1

Foto: Claudio Pelaez Sordo

EL TOQUE Por: Leydis Luisa Hernández 24/01/2017

“Hablar de publicidad en Cuba es complejo, pero intentar hacerla es enfrentarte a estigmas sociales, conceptos errados y barreras que cuesta mucho saltar. Cuando comencé clickkuba nunca imaginé tomar este camino. Pero estoy, porque soy un soñador”.

Norberto Martínez Pérez, es de la Isla de la Juventud, tiene 24 años y dirige un proyecto que, asegura, llega a todas las provincias del país y ya ha abierto colaboraciones en Matanzas, Camagüey, Ciego de Ávila, Santiago de Cuba y Guantánamo.

“Hoy más de 5.000 personas reciben algún contenido que dice clickkuba, explica para ilustrar las conquistas de ese emprendimiento que surgió hace más de cinco años con la comercialización de un paquete de software y hoy es una “agencia de marketing online” con valores agregados; según la presenta su dueño.

“No creo que pueda definir exactamente qué nos hace diferente del resto de los negocios publicitarios del país, pero te puedo decir que nosotros en estos años hemos marcado áreas en las que trabajamos: imagen, concerniente con los diseños que hacemos; software, que agrupa aplicaciones, multimedia y sistemas contables; textil, relacionado con accesorios para vestir; así como papelería, que contiene tarjetas de presentación, almanaques, crípticos, etc.”

Como casi todos los que deciden trabajar de manera independiente en Cuba, Norberto se enfrenta a las limitaciones de un país que va demasiado lento, no solo en lo que respecta a la publicidad, sino también en la manera de asumir los nuevos contextos y las nuevas formas de expresión (en el sentido más abarcador de la palabra)”.

“Hoy no existe una licencia para lo que yo hago. Y es doloroso tener que escudarme detrás de otras patentes que nada tienen que ver con mi trabajo para poder ofrecer un servicio que, la vida ha demostrado, es útil para muchas personas. Se lo digo a todo el mundo, si un día me llevan preso me voy a ir con el mayor honor de mi vida, pero no me esconderé para trabajar honradamente”.

De acuerdo a las cifras que maneja Norberto, la agencia cuenta con más de 250 clientes activos tanto dentro como fuera de Cuba, además sus 5.000 suscriptores. Pero el limbo legal en que se mueve los mantiene nómadas.

“Si no hay Licencia para Agencias Publicitarias en Cuba ¿cómo vamos a tener un local? Nosotros siempre vamos a donde está el cliente, pero ellos no pueden venir a nosotros. Yo pudiera hacer mil marañas e instalar una oficina, pero eso no es lo que quiero. Me gusta hacer las cosas bien”.

Pese al silencio en cuanto a nuevas normas que regularicen su status, Norberto sigue buscando “un amparo legal que, al menos, me resguarde en ciertos aspectos”. “No te imaginas la cantidad de licencias que yo he sacado, prácticamente de todo. Y con eso tratamos de escudarnos, pero ya te digo, no es lo ideal ni lo óptimo”.

Lo que al parecer no sabe Norberto es que, según las leyes cubanas, por exceder el “Alcance” de las licencias que ha sacado, la responsabilidad judicial que puede enfrentar es mayor a que si simplemente no estuviera pagando impuestos por ninguna licencia. Aunque lo haya hecho con la intención de legalizarse, la condena puede ser mayor.

Aún en las condiciones en que se desenvuelve, el proyecto ha sido reconocido por algunas empresas estatales. “Desde hace años clickkuba tiene experiencia de trabajo con clientes del sector estatal”. No entra en detalles sobre cómo logró cobrar esos trabajos, si carece de personalidad jurídica para cobrar cheques institucionales.

Aunque ha recorrido un camino que muchos considerarían exitoso, este joven no está satisfecho, desea continuar creciendo, afirma querer ayudar al país y a los jóvenes que como él aún tienen puestas las esperanzas en que es posible construir una sociedad inclusiva, donde sean cada vez más quienes se queden en la isla a materializar sus ilusiones.

“Yo tengo 24 años y estoy cansado de oír que la juventud está perdida. Eso no es así, la juventud está deteriorada, carente de espacios de debate, de oportunidades, de motivaciones; muchos quieren resolver sus problemas yéndose de Cuba y eso tiene que cambiar”.

Por ello clickkuba se encamina a dar pasos mayores.  “Hoy comercializamos un paquete de miles de software que vale 15 CUC. El promedio de costo por software independiente es menos de 30 centavos. Te pongo este ejemplo para que percibas que la filosofía de clickkuba es compartir y no buscamos solo la remuneración económica”. Qué softwares son y cómo los obtiene tampoco queda claro.

Cerca de la concurrida avenida 23 de la capital cubana, en un lugar escogido al azar, Norberto Martínez Pérez, el “director de marketing de clickkuba” revela, sin temores, sus sueños. Afirma que siempre piensa en cómo ayudar y ello, inevitablemente, lo obliga a no dejar de construir, de crecer y sobe todo, a no dejar de soñar.

LINK: Una agencia de publicidad “ilegal”

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s