Existe un cáncer al desarrollo tecnológico en Cuba, y se llama ETECSA

etecsaSOMOS+ Por: Javier Cabrera Febrero 23, 2017

En mi vida profesional he estudiado varios casos de empresas de telecomunicaciones, y su adaptación a los cambios tecnológicos. Es uno de los sectores que más ha tenido que evolucionar y experimentar. Les hemos visto renunciando a algunos servicios como administrar correos electrónicos, dando gratis otros servicios como los SMS, o incluso entrando en mercados como la televisión o los negocios digitales. Todo va en base de entender a tus clientes y buscar que ofrecerles para que te escojan.

Viendo la evolución del sector, ETECSA no puede ser calificada como una empresa de Telecomunicaciones. Sus servicios a día de hoy son absurdos, caros y del siglo pasado. Nauta es, por ejemplo, una aberración tecnológica, que para nada tendría que estar en manos de una empresa de telefonía, cuando existen 200 alternativas más eficientes, baratas, estables y seguras de correo electrónico. Administrar Wifi parques, es otra solución bananera.

El servicio de SMS, cortado esta semana a antojo, es un ejemplo claro. No se trata de que otros hagan dinero con tu infraestructura. Es que eso es el mundo digital y además tu sigues cobrando por esta para que la mejores. Ponerle frenos solo demuestra que tus clientes no te importan nada, que no entiendes de que va la tecnología y que quien da las ordenes en la compañía debería dedicarse a empinar papalotes en algún cuartel. En cualquier país, un caprichito como este le habría costado a una compañía una migración masiva hacia otros proveedores.

Luego, ETECSA tiene otro componente que la hace aún más anacrónica: sus clientes y las personas de las que hace el dinero, no son las mismas. Diseña servicios de pésima calidad para un grupo, cuyos familiares en el exterior son los que pagan. Es un plan perverso para no sentir la presión de la mejora por la pérdida de ingresos. Es un modelo de negocio contra-natura, basado en el proteccionismo del monopolio, la exclusividad de lo malo y los precios desproporcionados.

En el mundo, incluida esa Latinoamérica con la que nos encanta compararnos para decir que estamos mejor; no existe un solo país que tenga un bodrio semejante a ETECSA. Mi actual contrato de telefónia me da, por tan solo $40, acceso a llamadas ilimitadas, internet ilimitado en 140 países (casualmente Cuba no es uno), sms ilimitados, puedo conectar mi computadora y navegar… Mi hijo el mes pasado consumió 43 Gb de internet sin pagar un centavo extra.

Las compañías tecnológicas y de comunicaciones jamás pueden estar en manos de los Estados. De hecho, los Estados no deben dirigir ninguna compañía, sencillamente no es su función. Debemos poner un basta a los antojos TECNOFOBOS en nuestro país. Es nuestro deber ciudadano denunciar lo que está pasando. Cortar llamadas, mensajes, triangular teléfonos, leerte los emails… Y ¿dónde dejamos la innovación y el desarrollo? ¿Cuándo vamos a poner los intereses de las personas delante?

Como ciudadano, he decidido no enviar mensajes, recargas o llamadas durante los próximos 15 días en protesta por el corte de los mensajes. Es simbólico, pero me sirve para mostrar mi disconformidad y visibilizar el problema. Pongámosle presión a ETECSA para que reflexione y haga valer el bien común. Invitemos a nuestros amigos en las próximas semanas a adoptar una actitud de 15 días sin pagar. ETECSA nos importa a los que la pagamos, y a los que la consumen. Es un cáncer que tenemos que curar juntos.

LINK: Existe un cáncer al desarrollo tecnológico en Cuba, y se llama ETECSA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s