El cubano “influencer” en Instagram

un_cubano_influencer_en_instagram

Foto: Leando Perez Perez

EL TOQUE Por: Rogelio Serrano 23/03/2017

Cuando Carlos Alejandro Sánchez Rodríguez se expresa le atienden más de 10 mil personas. Tiene 19 años y más seguidores que muchos líderes religiosos o políticos.

Los ojos se le pegan al móvil por unos 20 minutos. Entonces, se esfuman la señora que habla alto con su hijo en Miami, los niños correteando, el humeante cigarrillo que lo ahoga desde el banco vecino, la muchedumbre reunida en la plaza; solo están él y una multitud heterogénea detrás de la pantalla táctil.

El rito es diario. No puede ser de otra forma para que aumente su perfil de Instagram el número de seguidores en más de mil cada mes. La red social y aplicación nacida en el 2010 le sirve para subir fotos y vídeos con filtros, marcos, colores retro, para luego compartir su obra en la misma red o en otras como Facebook, Tumblr, Flickr y Twitter.

No habla de inversión, pero sí invierte. “Vale la pena gastar más o menos 4 CUC por semana porque mejoré el estilo y la calidad en las imágenes. Las fotos me las hago con el teléfono para mostrar mi vida, y para que vean que desde Cuba los jóvenes se suman a este mundo de información e intercambio”.

Desde noviembre de 2015, 147 publicaciones han bastado para ganarle concurrencia joven de Brasil, Italia y España.

Expone ágil cómo lo hace: “Creo que mi caso llama la atención porque en Instagram, tan usada por celebridades y fotógrafos profesionales, un joven cubano que no es conocido como los artistas, se dedica a hacerse fotos y a preocuparse por la calidad de la imagen, la ambientación, los colores…”.

Carlos estudia Lengua Inglesa en la Universidad de Camagüey. No es artista, ni vive en La Habana, donde a veces parece que ocurre todo lo interesante. Para mantenerse, trabaja como locutor en la radio y ha incursionado en la televisión, sin embargo, afirma que la comunicación en la web es un ámbito más cercano que en medios tradicionales.

“¿Algún instructor? No. Nadie me enseñó. Los jóvenes aprendemos más rápido porque siempre estamos cacharreando. Cuando empecé, no sabía cómo usar Instagram; todavía estoy aprendiendo. La dificultad principal es el acceso por el precio y la calidad de conexión.”

Carlos me muestra perfiles de algunas amistades que, motivadas por su celebridad, incursionan como instagramers; el que más seguidores tiene ronda los 650.

En Cuba Instagram no es tan popular como Facebook. Los tags (publicaciones) sobre Camagüey apenas superan las 11 mil 400, cifra duplicada con creces en Holguín, ciudad de similar población. La Habana, con sus dos millones de pobladores, se acerca a las 300 mil publicaciones, y Santiago de Cuba, con más de 400 mil habitantes, apenas supera las 29 mil.

Este joven recorre a diario unos 5 kilómetros desde su casa hasta la radioemisora donde trabaja. Enfrente está la céntrica Plaza de los Trabajadores con Wifi. Allí labra fama, exhibe su Cuba, sueña. Quizá por las calles alguien le hable del programa de radio, quizá lo reconozcan de la televisión, pero nada se compara a los gratificantes comentarios bajo cada foto publicada. ¿Quién en su Camagüey se entera de esta otra vida?

Los ojos se mueven por la pantalla táctil, enseña su cuenta con el orgullo del padre que muestra a un hijo hermoso. Fuera del móvil queda todo el bullicio. No puede ser de otra manera si quiere mantener su ascenso en el mundo de las K. “Cuando pasas de los 10 mil seguidores entras al mundo de las K, te eliminan los ceros y te ponen una K seguido del 10. Allí llegué desde finales de febrero. Es un nivel superior y ahora me siento más responsable, pues miles de personas de todo el mundo ven lo que digo. Ahora cuido más la calidad de las fotos, utilizo menos selfies, y promociono más a mi ciudad y mi país”.

—¿Te consideras un líder de opinión?

—En Instagram la palabra que se usa es influencer. No hay una estadística en Instagram que te diga que estoy entre las 25 personas del país con mayores seguidores o influencia, que serían artistas como Gente de Zona. Pero yo diría que sí, que en Cuba debo estar entre los de más influencia en esa red social.

LINK: El cubano “influencer” en Instagram

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s