Decálogo (cubano) para alargar la vida de tu móvil

celulares-cuba-acnRADIOANGULO.CU Por: Arlene Gómez Palacios , 29 Marzo, 2017

Recientemente estuve pensando en cambiarle el sistema operativo a mi celular porque estaba lento y lo sentía pesado. Tengo un smartphone desde hace varios años y últimamente cuando he querido montarle alguna aplicación me exige una nueva versión entre otros caprichos.

Así fue como me dirigí a varias “clínicas del celular”, esos pequeños sitios que proliferan en prácticamente todas las ciudades de Cuba en busca de respuestas.

En varias de ellas me dijeron que podían subirle la versión de Android a dos superiores, en otras que no me atreviera pues podía perder mi teléfono para siempre y el asunto es que me ha salido bueno hablando en buen cubano.

Ante la disyuntiva “googlié” un rato y me encontré varios consejos que permiten alargar la vida útil del móvil sin la necesidad de una actualización (aunque te quedes con ganas de ciertas aplicaciones) así que tomen nota.

1) Instala un buen antivirus. El celular se ha convertido en una extensión de nuestro brazo. Antes memorizábamos los teléfonos fácilmente ahora para qué si el móvil los guarda. Fotos, contactos e documentos y más están almacenados en su memoria, lo que resulta de lo más práctico y, a la vez, de lo más tentador para los crackers. Si no quieres que tu información caiga en manos ajenas o que te despiertes un día y hayas perdido el control de tu móvil, hazte con un buen antivirus.

2) Descarga tus aplicaciones de sitios oficiales. Si eres un sabelotodo en materia de tecnología o si solo buscas actualizar tus aplicaciones favoritas a la última versión, realiza siempre tus descargas desde sitios de apps autorizados y evita los desconocidos.

3) Mantén espacio libre en tu teléfono. Para mejorar el funcionamiento de tu terminal, es recomendable mantener espacio libre en su memoria. Lo mejor es hacer una limpieza periódica de elementos duplicados o inservibles.
clinica del celular trabajo por cuenta propia cubadebate
4) No al calor. En Cuba las altas temperaturas son parte del día a día y esto es fatal para el teléfono. Llevarlo a la playa es un error. Si expones tu teléfono a temperaturas extremadamente altas, se producirá condensación de humedad y será difícil solucionarlo. Para evitarlo, puedes hacerte con una buena funda que lo proteja del calor, el polvo, la arena, los líquidos.

5) Evita los productos abrasivos. Todos queremos que nuestra pantalla sea casi un espejo, pero si utilizas productos inadecuados para su cuidado puedes provocar el efecto contrario y hacer que tenga un aspecto sucio o poco brillante. Las toallitas limpia gafas o las servilletas son de gran utilidad.

6) Lejos de metales y objetos imantados. Si los objetos metálicos pueden rallar la pantalla y la carcasa, los imantados pueden dañar la electrónica de tu móvil. El mejor consejo es que procures que el teléfono no esté en contacto con este tipo de objetos.

7) Escoge un buen protector de pantalla. Aunque elijas la funda más chic y segura del mercado, estarás cuidando aún más de tu pantalla si escoges un buen protector así te puedes ahorrar muchos disgustos.
Si no terminan de convencerte los protectores que encuentras, elige una buena funda que tenga los rebordes más gruesos y que eviten, que en caso de caída, la pantalla impacte directamente contra el suelo.

8) Aprovecha los ciclos de batería de tu teléfono. Cada teléfono se fabrica con una cantidad determinada de ciclos de batería, entendiendo por un ciclo cada vez que conectas el teléfono a la red. Si pones a cargar el teléfono durante solo media hora, por ejemplo, o cuando la batería aún dispone de bastante carga, estarás desaprovechando uno de estos ciclos.

Para aprovecharlos al 100% y sacarles el mayor rendimiento posible, la mejor opción es cargar siempre el teléfono en el momento en que aparece en pantalla el aviso de batería baja. Pero si no puedes hacerlo en alguna ocasión, la batería no se dañará ni el teléfono se estropeará; aunque habrás malgastado uno de estos ciclos.

9) Apaga tu teléfono cuando no lo necesites. Esto es algo evidente pero que muy pocos hacemos. A casi nadie se le ocurriría dejar su ordenador encendido durante una semana, o incluso un mes. Entonces, ¿por qué nunca apagas tu smartphone? Tu terminal tiene una serie de componentes, como el procesador o los módulos de memoria, que están constantemente trabajando sin descanso.

Dejar el teléfono apagado cuando no lo utilices ayudará a que los componentes sufran un menor desgaste, por más que puedas pensar que el móvil no está trabajando cuando se encuentra en standby.

10) Es un teléfono, no una videoconsola portátil. A mi en lo personal me encanta jugar en el móvil. Estoy segura que a casi todos de vez en cuando les atrae algún jueguito pero ojo: que tu móvil no sea el sustituto de tu videoconsola. No hay un ningún teléfono concebido exclusivamente para jugar, por más potente que sea.

Jugar en exceso hace que el terminal sufra bastante. Aunque tengas un terminal tope de gama, tener el procesador rindiendo al máximo durante horas conlleva un sobrecalentamiento y un desgaste que puede pasarle factura a tu terminal. Juega en tus ratos libres con moderación, puedes disfrutar perfectamente sin hacer que tu móvil eche humo.

Y hasta aquí el decálogo que puede ayudarte a que tu celular viva un poquito más. Espero que les haya resultado útil y como habitualmente les pregunto ¿Te gustó? ¡Tuitea! ¡Comenta! ¡Comparte!

Con información de:
www.andro4all.com
www.cincodias.com
Tecnología de Tú a Tú

LINK: Decálogo para alargar la vida de tu móvil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s